Dieta, fibra y microbiota intestinal. Impacto en la salud mental y física.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Bioquímica & Divulgadora Científica

Sobre mí

 

http://cienciaalplato.com

laura@cienciaalplato.com

bacterias, intestino, fibra

¿Qué influencia tiene la dieta sobre la microbiota intestinal, y esta sobre nuestra salud física y mental? Tanta influencia como para afirmar que somos como es nuestra microbiota. Pero, ¿qué es la microbiota?, ¿dónde se encuentra?, ¿cómo podemos modificarla en nuestro beneficio?

La microbiota, presente en intestino, piel, y mucosas humanas, es un ecosistema de microorganismos, y no son pocos, se calcula que su cantidad es 10 veces superior a las células humanas que conforman nuestro cuerpo. Si lo traducimos a genes, estamos hablando de un microbioma de 5 a 8 millones  de genes microbianos, mientras que nuestro propios genes no superan la cantidad de 20.000 a 25.000. Tenemos menos genes que una pulga de agua (ella tiene 30.000).


Cuando hablamos de la microbiota intestinal, nos referimos a una gran comunidad microbiana diversa y dinámica, situada mayoritariamente en la región distal del intestino grueso. 

La microbiota intestinal y el individuo han establecido, a lo largo de su evolución conjunta, una asociación simbiótica que les ha permitido alcanzar una estabilidad funcional. (2, 3, 4)

Es tanta la importancia de la microbiota intestinal que en la actualidad se la está considerando como un órgano metabólico(9)

 

La microbiota intestinal está implicada en:

  • El procesamiento y utilización de nutrientes
  • Protección contra patógenos de transmisión alimentaria
  • La eficacia de algunos medicamentos
  • La distribución de la grasa corporal y el metabolismo
  • Nuestro estado anímico y memoria
  • Catabolismo de toxinas y agentes carcinógenos
  • Fermentación de sustancias alimenticias no digeribles
  • Absorción de electrolitos y minerales
  • Síntesis de algunos micronutrientes como vitaminas del grupo B y vitamina K
  • Producción de ácidos grasos de cadena corta

La microbiota intestinal y su relación con la diabetes y la obesidad:

Las variaciones en la composición de la microbiota intestinal y su eficiencia metabólica pueden ser responsables de la predisposición de un individuo a diferentes trastornos metabólicos, como la obesidad y la diabetes. (1, 5) 

Con los últimos avances científicos se plantea la posibilidad de que la microbiota intestinal tenga un papel importante en la regulación del peso. (1)

¿Cómo está compuesta la microbiota intestinal?

Se piensa que en el colon viven aproximadamente 1012 –1014 bacterias, también se encuentran células eucariotas como las levaduras, y además, virus en forma de fagos. Nuestro intestino está más poblado de microorganismos que el suelo o el océano. (8)

Los principales filos que se pueden encontrar son:

  • Firmicutes
  • Bacteroidetes
  • Actinobacteria 
  • Proteobacteria

.Podemos clasificar a la microbiota intestinal humana en  3 grupos, según la composición del ecosistema: 

  • Enterotipo 1 (abundancia de Bacteroides)
  • Enterotipo 2 (abundancia de Prevotella)
  • Enterotipo 3 (abundancia de Ruminococcus)


Durante la infancia y a lo largo de la vida, la composición microbiana cambia de acuerdo con la edad y la dieta. En los primeros 2 años de vida, la microbiota está dominada por las bifidobacterias. Posteriormente, la composición microbiana se diversifica y alcanza su máxima complejidad en el adulto, con cientos de filotipos dominados por Bacteroidetes y Firmicutes.

.
La dieta juega un papel relevante sobre las diferencias en esta composición. Los cambios en la microbiota producidos por la dieta se manifiestan en poco tiempo, de 1 a 4 días, y son reversibles. Sin embargo, no podemos sacar conclusiones apresuradas, Purna y colaboradores demostraron que los efectos en la microbiota asociados a la introducción de fibra en la dieta podrían estar relacionados con la velocidad del tránsito intestinal y no con la fibra misma, pues reprodujeron los mismos cambios en la microbiota al utilizar laxantes inertes. 


Por otra parte, se piensa que las bacterias influyen en nuestro comportamiento alimentario. Se ha postulado la posibilidad de que la microbiota envíe señales al cerebro acerca del tipo de nutrientes que se deberían incorporar, en relación con la adaptación metabólica de la microbiota. 

¿Cómo cuidar, mejorar y mantener una microbiota intestinal saludable?

  • Consumirprebióticos  (ingredientes no digeribles como la fibra dietética presente en gran cantidad de vegetales) y probióticos (microorganismos vivos que podemos encontrar en alimentos fermentados como yogur, chucrut, kéfir, tofu, miso, tempeh).
  • Evitar:  la automedicación con antibióticos, el consumo de animales tratados con antibióticos, granos transgénicos, alimentos procesados y ultraprocesados con azucar agregado, agua clorada, agua fluorada, alimentos con pesticidas como el glifosato (que puede estar presentes en productos que contienen organismos geneticamente modificados), el estrés físico por ejercicio intenso y el estrés psicológico.

.
Se ha visto en estudios con ratones, que la alimentación con una dieta rica en grasas y azúcares está asociada a un incremento de Firmicutes en detrimento de Bacteroidetes(2)

El incremento de Firmicutes en la microbiota se relaciona con la obesidad.

Otros estudios en animales muestran que el trasplante de microbiota intestinal procedente de donantes obesos resultó en aumento de la adiposidad en los receptores, no así cuando se utilizó microbiota intestinal de donantes delgados.

Trasplate de materia fecal:

Si bien a muchos les suena extraño, esto no es nada nuevo, hagamos un poco de historia:

  • La idea de tratar patologías a través de la ingestión o administración de heces de personas sanas, surgió en China. En el siglo IV, la medicina china describe la administración oral de heces humanas (llamada sopa amarilla) en pacientes con diarrea severa, obteniendo muy buenos resultados.
  • Por otra parte, los beduinos recomendaban el consumo de heces de camellos como remedio para la disentería bacteriana.
  • En 1958, en occidente, ya se usaba el trasplante fecal para el tratamiento de la enterocolitis pseudomembranosa fulminante, utilizando enemas fecales. Y desde entonces varias Instituciones ofrecen el tratamiento de trasplante de materia fecal; un gran porcentaje de ellos es para tratar las infecciones por Clostridium difficile.
  • En el año 2012, se fundó OpenBiome, el primer banco público de heces de Estados Unidos.
  • En Europa también se crearon bancos de materia fecal.
  • En el año 2016 se realizó en Argentina el primer trasplante de heces del país. (Hospital de Clínicas “José de San Martín”).

Patologías relacionadas con el intestino:

Alergias, anemia, ansiedad, asma, autismo, demencia, depresión, TDAH (Tastorno de déficit de atención e hiperactividad), cáncer, fatiga crónica, insomnio, patalogías autoinmunes, artritis, Alzheimer, hipertensión, eccemas, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson,  y muchísimas más.


Ya lo decía Hipócrates hace más de 2000 años: “Toda enfermedad comienza en el intestino”

.
Vemos que en la lista hay muchas patologías a nivel psiquiátrico, no es de extrañar que en la actualidad se estén usando probióticos para resolver problemas de salud mentalA estos probióticos se los llama psicobióticos.

¿Qué es un psicobiótico?

Un conjunto de organismos vivos, formados por probióticos y otras bacterias encargadas de producir señales psicotrópicas similares a la dopamina y serotonina.

Un ejemplo de esto son el Lactobacillus helveticus y el Bifdobacterium longum, estas cepas tienen influencia calmante porque:

  • Reducen las hormonas relacionadas con el estrés 
  • Producen compuestos neuroactivos como la serotonina y el ácido gamma-aminobutírico que actúan sobre el eje cerebro-intestino.  


Cuidando a nuestra microbiota estamos cuidando nuestra salud física y mental.

.
-Si te interesó el tema, compartí el enlace.

-Para citar o referenciar, copiar y pegar lo siguiente:

Chiavetta, L. (2018). Dieta, fibra y microbiota intestinal. Impacto en la salud mental y física.. [online] Ciencia al Plato. Available at: http://cienciaalplato.com/2018/07/02/dieta-fibra-y-microbiota-intestinal-impacto-en-la-salud-mental-y-fisica/ [Accessed 2 Jul. 2018].

.
Gracias por visitar el blog Ciencia al Plato. 

.
.

Bibliografía:

1-Sridevi Devaraj, et al. La microbiota intestinal humana y el metabolismo corporal: Implicaciones con la obesidad y la diabetes.  Acta bioquím. clín. latinoam. vol.47 no.2 La Plata abr./jun. 2013

2-Basain Valdés JM., et al. Alteraciones en la microbiota intestinal por la dieta y su repercusión en la génesis de la obesidad. MEDISAN vol.19 no.12 Santiago de Cuba dic.-dic. 2015

3-Rodríguez JM, et al. ¿Existe una relación entre la microbiota intestinal, el consumo de probióticos y la modulación del peso corporal? Nutr Hosp. 2013 [citado 15 Ago 2014]; 28(Supl. 1).

4-Ley RE. Obesity and the human microbiome. Curr Opin Gastroenterol. 2010; 26(1): 5-11.

5-Kallus SJ, Brandt LJ. The intestinal microbiota and obesity. J Clin Gastroenterol 2011; 46: 16 -24.

6-Robles-Alonso V., et al. Progreso en el conocimiento de la microbiota intestinal humana.  Nutr. Hosp. vol.28 no.3 Madrid may./jun. 2013

7-Icaza-Chavez ME. Gut microbiota in health and disease. Revista de Gastroenterología de México. Vol.78 Issue 4 oct/dec. 2013. p-240-248.

8-V. Ruiz Alvarez, Y. et al. Microbiota intestinal, sistema inmune y obesidad. Revista Cubana Invest Biomed (2012), p. 29

9-T.H. Frazier, et al. Gut microbiota, intestinal permeability, obesity-induced inflammation and liver injury. JPEN J Parenter Enteral Nutr, 35 (5 Suppl)(2011), pp. 14S-20S

10-G.D. Wu, J. Chen, C. Hoffmann, et al. Linking long-term dietary patterns with gut microbial enterotypes. Science, 334 (2011), pp. 105-108

11-J.E. Koenig, A. Spor, N. Scalfone, et al. Succession of microbial consortia in the developing infant gut microbiome. Proc Natl Acad Sci U S A, 108 (Suppl 1) (2013)

12-M. Rajilic-Stojanovic, H. et al.Development and application of the human intestinal tract chip, a phylogenetic microarray: Analysis of universally conserved phylotypes in the abundant microbiota of young and elderly adults. Environ Microbiol, 11 (2009), pp. 1736-1751

13-Purna C, et al. Diet-induced change in gastrointestinal transit significantly alters distal gut microbial communities. Sesión de carteles presentada en: DDW, abril 19-22 de 2012, San Diego, Ca. Domingo P8255.

14-Hospitaldeclinicas.uba.ar. (2018). Hospital de Clínicas “José de San Martín”. [online] Available at: http://www.hospitaldeclinicas.uba.ar/noticia.php?id=355 [Accessed 18 Jun. 2018].

15-Peláez C., Requeta T. La Microbiota Intestinal. 2017. Ed. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ISBN: 978-84-00-10176-3

Resumen
Dieta, fibra y microbiota intestinal. Impacto en la salud mental y física.
Título del artículo
Dieta, fibra y microbiota intestinal. Impacto en la salud mental y física.
Descripción
¿Qué influencia tiene la dieta sobre la microbiota intestinal, y esta sobre nuestra salud física y mental? Tanta influencia como para afirmar que somos como es nuestra microbiota. Pero, ¿qué es la microbiota?, ¿dónde se encuentra?, ¿cómo podemos modificarla en nuestro beneficio?
Autor
Publicación
Ciencia al Plato

Bioquímica & Divulgadora Científica

Sobre mí

 

http://cienciaalplato.com

laura@cienciaalplato.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 pensamientos sobre “Dieta, fibra y microbiota intestinal. Impacto en la salud mental y física.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ciencia al Plato
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://cienciaalplato.com/politicas-de-privacidad/.