Crononutrición: Importa qué comes y cuándo lo comes

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Bioquímica & Divulgadora Científica

Sobre mí

 

http://cienciaalplato.com

laura@cienciaalplato.com

¿De qué se trata la crononutrición?

La crononutrición involucra el impacto de la nutrición sobre el metabolismo, a través de patrones circadianos, incluyendo aspectos del tiempo como regularidad o frecuencia y hora del día.

Nuestro cuerpo cuenta con los siguientes relojes:

  • Un reloj central que se encuentra en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo.
  • Relojes periféricos que se encuentran en las células periféricas de los mamíferos.

 

El reloj central se regula mediante ciclos claros/oscuros, mientras que los relojes periféricos son regulados por los ciclos de alimentación.

Se ha observado que los alimentos y nutrientes afectan la fase, la amplitud y el período de los relojes circadianos, especialmente en los tejidos periféricos. La cafeína, por ejemplo, cuando nos vamos de viaje puede acelerar la sincronización a nuevas zonas horarias después del jetlag.

Los estados metabólicos también afectan el ritmo circadiano. Por otra parte, debido a que el sistema circadiano influye en la homeostasis de la energía total, incluida la ingesta de alimentos, la acumulación de grasa y el gasto calórico, la alteración de los relojes circadianos conduce a trastornos metabólicos.

Los hallazgos recientes muestran que la alimentación restringida en el tiempo, durante la fase activa, amplifica los relojes circadianos y mejora los trastornos metabólicos inducidos por una dieta alta en grasas sin reducción calórica, mientras que la ingesta inusual/irregular de alimentos induce disfunciones metabólicas. 

 

Crononutrición y relojes circadianos

Crononutrición y relojes circadianos
Crononutrición y relojes circadianos

Lo que vemos aquí es una representación del sistema de reloj circadiano y la crononutrición.

Los ciclos de luz/oscuridad regulan el reloj central en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo. Las señales de alimentación influyen en los relojes periféricos y los ritmos metabólicos locales.

Vemos que en la “crononutrición” son importantes:

1) Los nutrientes y demás componentes de los alimentos que regulan el sistema de reloj, por ejemplo, las dietas con alto contenido de grasa alteran los ritmos de lipogénesis, lípidos circulantes, actividad locomotora y comportamiento de alimentación.

2) La sincronización de la comida afecta el rendimiento del sistema de reloj, por ejemplo, la alimentación restringida en el tiempo previene trastornos metabólicos inducidos por dietas altas en grasas. Las comidas regulares y de tiempo limitado sincronizan y amplifican los ritmos del sistema de reloj, mientras que las alimentaciones irregulares causan desincronización y atenúan los ritmos, lo que probablemente de lugar a trastornos metabólicos.

Las actividades metabólicas de nuestro cuerpo fluctúan a lo largo del día, sabemos que, la sensibilidad a la insulina es más alta por la mañana, lo que provoca una eliminación más rápida de azúcar en la sangre después de una comida. A medida que transcurre el día esta disminuye, alcanzando su punto más bajo durante la noche.

Se ha observado en diversos estudios que el aumento de la tasa metabólica después de una comida es más alto en la mañana que en la noche.

Diferentes estudios observacionales sugieren que consumir una gran parte de las calorías diarias durante la noche se asocia con un menor gasto de energía en reposo, disminución de la oxidación de carbohidratos en ayunas, disminución de la tolerancia a la glucosa, disminución del perfil diario en las concentraciones de cortisol libre, disminución del efecto térmico de los alimentos y un mayor riesgo de obesidad. Sin embargo, la evidencia disponible no es del todo concluyente.

 

Puntos importantes:

  • Los relojes circadianos en animales están estrechamente relacionados con la homeostasis energética y se ven afectados por el tiempo de alimentación y la composición de los alimentos.
  • Los relojes controlan el metabolismo energético y los estados metabólicos influyen en los relojes.
  • La prevalencia de enfermedades metabólicas ha crecido en muchos países donde los comportamientos circadianos, incluidos los horarios de comida, pueden verse afectados, y las personas pueden verse privadas de sueño.
  • Las señales de luz/oscuridad también son importantes para mantener la cooperación entre el reloj central y los relojes periféricos.
  • Tener en consideración los de tiempos de comida más apropiados puede ser una forma de controlar enfermedades metabólicas incluso sin reducción calórica.
  • En cuanto al consumo de componentes alimenticios beneficiosos, como polifenoles, ácidos grasos insaturados y fibra, es importante no solo la calidad y la cantidad sino también el momento momento en que se consumen.
  • Por otra parte, tenemos a la cronofarmacología que nos habla sobre la importancia de administrar la medicación en momentos específicos.

De todas maneras, se necesitan más estudios a gran escala, incluida una evaluación dietética detallada para avanzar en la comprensión del impacto de la crononutrición en la salud pública.

.

✔️-Para suscribirte al boletín de novedades clic aquí.

-Para compartir este artículo, solo basta con hacer clic en el ícono de la red social que quieras.

-Para citar o referenciar, seguir las normas APA.

Gracias por visitar el blog

.

.

Referencias:

1-Potter GD, et al. Nutrition and the circadian system. Br J Nutr. 2016 Aug;116(3):434-42.

2-Oike H. Modulation of circadian clocks by nutrients and food factors. Biosci Biotechnol Biochem. 2017 May;81(5):863-870.

3Buhr ED, Takahashi JS. Molecular components of the Mammalian circadian clock. Handb Exp Pharmacol. 2013;217:3–27. 
4. Koike N, Yoo SH, Huang HC, Kumar V, Lee C, Kim TK, et al. Transcriptional architecture and chromatin landscape of the core circadian clock in mammals. Science. 2012;338(6105):349–54. 
5. Feng D, Liu T, Sun Z, Bugge A, Mullican SE, Alenghat T, et al. A circadian rhythm orchestrated by histone deacetylase 3 controls hepatic lipid metabolism. Science. 2011;331(6022):1315–9. 
6-Pot GK, et al. Meal irregularity and cardiometabolic consequences: results from observational and intervention studies. Proc Nutr Soc. 2016 Nov;75(4):475-486. Epub 2016 Jun 22.
7-Lindgren O, et al. Differential islet and incretin hormone responses in morning versus afternoon after standardized meal in healthy men. J Clin Endocrinol Metab. 2009 Aug;94(8):2887-92.
8-Sheer FA, et al. Adverse metabolic and cardiovascular consequences of circadian misalignment. Proc Natl Acad Sci U S A. 2009 Mar 17;106(11):4453-8.
9-Bandin C, et al. Meal timing affects glucose tolerance, substrate oxidation and circadian-related variables: A randomized, crossover trial. Int J Obes (Lond). 2015 May;39(5):828-33.

Bioquímica & Divulgadora Científica

Sobre mí

 

http://cienciaalplato.com

laura@cienciaalplato.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 pensamientos sobre “Crononutrición: Importa qué comes y cuándo lo comes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ciencia al Plato
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://cienciaalplato.com/politicas-de-privacidad/.