Aceites vegetales para el cuidado de la piel (I)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

aceite cuidado piel

Hablando con mis amigas y colegas surgió el tema del cuidado de la piel, y como no podía ser de otra manera hablamos sobre los aceites vegetales. Me pareció interesante traer este tópico al blog  🙂

Sin más dilación vamos a ello.

Los aceites vegetales se han utilizado para una variedad de propósitos a lo largo de la historia. Ahora la ciencia los reconoce cada vez más por sus efectos sobre las enfermedades de la piel y la restauración de la homeostasis cutánea.

Los aceites vegetales naturales se usan comúnmente como terapia tópica en todo el mundo. Por lo general, son de fácil acceso y relativamente económicos. Muchos poseen compuestos específicos con propiedades antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias y antipruriginosas, lo que los convierte en tratamientos alternativos y complementarios para las dermatosis inflamatorias y xeróticas asociadas con la alteración de la barrera cutánea.

Otros componentes, como los compuestos fenólicos y los tocoferoles, presentan un efecto antioxidante y pueden modular algunos procesos fisiológicos de la piel.

 

En este post vamos a ver solo algunos ejemplos (aceite de oliva, aceite de coco, aceite de girasol y aceite de semillas de uva; en otro artículo seguiré con más).

 

Aceite de oliva:

Se compone principalmente de ácido oleico, con pequeñas cantidades ácido linoleico y ácido palmítico.

Se han detectado más de 200 compuestos químicos diferentes en el aceite de oliva, incluidos esteroles, carotenoides, alcoholes triterpénicos y compuestos fenólicos.

El aceite de oliva se ha utilizado como un producto para la piel y cosmético para el cabello durante mucho tiempo en varias culturas.

Ventajas:

  • El contenido fenólico tiene propiedades antioxidantes superiores a las de la vitamina E.
  • En un estudio se demostró que una mezcla de aceite de oliva, aceite de sésamo y miel es un tratamiento útil para las quemaduras, previniendo infecciones y acelerando la reparación de tejidos.
  • En una investigación realizada sobre murinos con radiación UVB, Ichihashi y colaboradores, descubrieron que el aceite de oliva virgen extra aplicado a la piel retrasó la aparición y redujo la incidencia de desarrollo de cáncer de piel.
  • También se ha demostrado que el consumo diario de compuestos fenólicos presentes en  el aceite de oliva protege contra la oxidación del ADN e interfiere con el ciclo celular G1 en células de adenocarcinoma de colon humano y células de leucemia promielocítica.

Desventajas:

  • El aceite de oliva aplicado tópicamente tiene un efecto perjudicial sobre la integridad del estrato córneo y la función de barrera cutánea, debido al alto contenido de ácido oleico.

 

Aceite de girasol:

El aceite de semillas de girasol contiene una concentración relativamente mayor de ácido linoleico en comparación con el aceite de oliva. Esta propiedad hace que el aceite de girasol sea un ingrediente adecuado en productos para la piel debido a los beneficios positivos del mismo.

  • Se ha demostrado que el aceite de girasol preserva la integridad del estrato córneo y mejora la hidratación de la piel adulta sin inducir eritema.
  • El ácido linoleico mejora la proliferación de queratinocitos y la síntesis de lípidos, esto a su vez promueve la reparación de la barrera cutánea.
  • El aceite de semillas de girasol también exhibió un efecto quimiopreventivo en un modelo murino de cáncer de piel.

Aceite de semillas de uva:

  • Es rico en compuestos fenólicos, ácidos grasos libres y vitaminas.
  • La aplicación tópica directa del aceite de semillas de uva en la piel humana aún no se ha investigado bien.
  • El extracto de proantocianidina de semillas de uva, que contiene resveratrol, se ha aplicado tópicamente a ratones, mostrando una contracción de la herida más rápida, una síntesis mejorada del factor de crecimiento endotelial vascular y una mayor deposición de tejido conectivo. El resveratrol muestra una actividad antimicrobiana directa contra patógenos, como Staphylococcus aureus, Enterococcus faecalis y Pseudomonas aeruginosa.
  • Los compuestos fenólicos, el resveratrol y la vitamina E en el aceite de semillas de uva proporcionan la mayor parte de su actividad antioxidante. Sin embargo, los fitoesteroles pueden modular los mediadores proinflamatorios.

 

Aceite de coco:

El aceite de coco se compone de ácido láurico (49%), ácido mirístico (18%), ácido palmítico (8%), ácido caprílico (8%), ácido cáprico (7%), ácido oleico (6%), ácido linoleico (2%) y ácido esteárico (2%).

  • Se ha demostrado que el aceite de coco es tan efectivo y seguro como el aceite mineral cuando se aplica como humectante para la xerosis leve a moderada.
  • Un estudio histopatológico reveló una mayor neovascularización, proliferación de fibroblastos, síntesis de colágeno soluble en pepsina y renovación de colágeno en las heridas.
  • Las aplicaciones tópicas del aceite de coco virgen son efectivas para promover la cicatrización de heridas a través de una epitelización más rápida.
  • El aceite de coco contribuye a la función de barrera protectora.
  • Además, en un estudio se observó que la expresión del perfil inflamatorio fue menor en el grupo tratado con aceite de coco después de la exposición a la radiación UVB.
  • El aceite de coco tópico protege la piel de la radiación UV.
  • El aceite de coco en concentraciones de 5% a 40% (p/p) exhibe actividad bactericida contra Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli, Proteus vulgaris y Bacillus subtilis. (La monolaurina muestra actividad antimicrobiana al desintegrar la membrana lipídica de estas bacterias).
  • Los estudios celulares también han demostrado que la monolaurina posee actividad antiviral y antifúngica.

 

A tener en cuenta:

El método de procesamiento y refinamiento del aceite es una parte importante de la selección del aceite para el cuidado de la piel, y el prensado en frío es el método preferido de extracción de aceite, ya que el proceso libre de calor y químicos conserva los lípidos beneficiosos y limita los subproductos irritantes.

 

En resumen:

Las aplicaciones tópicas de aceites vegetales pueden tener un efecto diferente en la piel según su composición y el contexto fisiopatológico de la misma. La composición varía según los diferentes métodos de extracción. Cuando se aplica tópicamente, los componentes de los aceites vegetales (triglicéridos, fosfolípidos, FFA, compuestos fenólicos y antioxidantes) pueden actuar sinérgicamente por varios mecanismos:

  • Promover la homeostasis de la barrera cutánea
  • Actividad antioxidantes
  • Propiedades antiinflamatorias
  • Propiedades antimicrobianas
  • Promover la cicatrización de heridas
  • Propiedades anticancerígenas.

 

Las respuestas fisiológicas son el resultado de la interacción entre los compuestos bioactivos y el contexto fisiopatológico de la piel.

Aceites vegetales piel
Imagen Tzu-Kai Lin

 

Acá dejo la segunda parte de aceites vegetales para el cuidado de la piel.

.

Gracias por visitar el blog.

✔️-Para suscribirte al boletín de novedades clic aquí.

-Para compartir este artículo, solo basta con hacer clic en el ícono de la red social que quieras.

✔️Para donaciones: clic aquí

.

Referencias:

1-Vaughn AR, et al. Natural Oils for Skin-Barrier Repair: Ancient Compounds Now Backed by Modern Science. Am J Clin Dermatol. 2018 Feb;19(1):103-117.

2-Tzu-Kai Lin, et al. Anti-Inflammatory and Skin Barrier Repair Effects of Topical Application of Some Plant Oils. Int J Mol Sci. 2018 Jan; 19(1): 70.

3-Patzelt A, et al. In vivo investigations on the penetration of various oils and their influence on the skin barrier. Skin Res. Technol. 2012;18:364–369.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Ciencia al Plato .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Fastcomet, https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.